El sensor de presión realiza un pitido acústico en el momento en que el anciano se levanta de la silla, alertando al cuidador de una posible caída. Coloque el sensor de presión en la silla y siente a la persona mayor encima. Encienda la petaca con el botón ON. Compruebe que el sistema tiene suficiente batería. A partir de este momento, cuando lo persona mayor se levante de su silla, la petaca le avisará emitiendo una señal acústica de alarma.